lunes, 9 de mayo de 2016

LA GRIPE ESPAÑOLA EN LIBRILLA

En sesión extraordinaria del día 21 de Septiembre de 1918 se dará cuenta de la famosa gripe española y las medidas a tomar. El señor presidente-alcalde da lectura de un telegrama del Señor gobernador de 19 del corriente sobre las enfermedades reinantes de la gripe y en su virtud y después de enterados los señores asistentes por unanimidad acuerdan: Que inmediatamente se cierren las escuelas públicas y privadas hasta que no varié este estado de enfermedad. Que se de cuenta al ayuntamiento en la sesión ordinaria del día de mañana para que los sus días se preparen zonas cercanas al cementerio existente por ser imposible el enterramiento en el local viejo, pero en este momento y por el Medico Titular se manifiesta con toda claridad el grave perjuicio que esto encierra siguiendo enterrando en este cementerio que esta contiguo a la ultimas casas del pueblo y que su opinión es de que se clausure inmediatamente y que se pida autorización para la apertura de fosas en el terreno que empezó a situarse el nuevo cementerio, de no ser así será inminente y grave la salud del vecindario. Que se encuentra en el cauce de la acequia general que traviesa la carretera un foco de infección por los malos olores que las aguas estancadas despiden; y en su virtud acuerdan requerir al señor presidente del Heredamiento de aguas de esta villa para que a la mayor brevedad practique las obras de rebaje en la acequia de salida con el fin de que no duerman esta aguas en el indicado sitio. Se prohíbe terminantemente la acumulación de basura de los patios de las casas del pueblo ni alrededores mientras siga este estado de enfermedad. Que donde sea necesario se han desinfecciones con zotal que se proporcionara gratis y se obligará al que lo necesite para que lo haga por su cuenta propia siendo obligatorio hacerlo en las casas donde haya habido caso de gripe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada